SANTO DOMINGO,RD.-Un hombre admitió a investigadores policiales que asesinó de 31 puñaladas en el apartamento de la víctima ubicada en el residencial White Sands, en Punta Cana, y que su intención era violarla sexualmente.

Yefri Manuel de Jesús López Domínguez, oriundo del municipio Tamboril de Santiago, dijo que se enamoró de la belleza de la joven de 21 años Carolina Ureña Polanco.

Declaró que llevaba cuatro días laborando como seguridad en el residencial White Sands, en Punta Cana, subió al tercer nivel con la intención de seducirla o violarla, pero que ella se resistió por lo que decidió acuchillarla .

Dijo además, que aprovechó que el esposo y la madre de la joven habían salido del residencial para subir, tratar de seducirla, pero que ella puso resistencia.

Relatos hechos por investigadores a la prensa, consignan que el plan del homicida inició cuando la pareja de Carolina, que no ha sido identificado, habría salido del apartamento y dejó las llaves en un lugar visible, que le permitió al asesino penetrar sin contratiempo.

El homicida llegó a recibir algunas heridas en las manos, que se cree fueron hecha por Ureña Polanco, tratando de defenderse.Varias horas después de terminar con la vida de Carolina, Yefri llegó a hablar con el conserje del residencial y el esposo que entraba al lugar en ese momento.

Siempre conforme a lo relatados por las autoridades, el esposo llegó a preguntarle al seguridad qué le pasó en las manos y  el asesino llegó responder que" se había caído u golpeado".

Cuando el esposo sube al apartamento, se encuentra con su pareja tirada en el piso en medio de un charco de sangre, salió a pedir auxilio al seguridad, quien ya se había esfumado del residencial.Al confeso homicida les será conocida medida de coerción en las próximas horas.