La Policia Nacional informó que un hombre mató a un camarero cuando el victimario se negó supuestamente a pagar la cuenta de lo que había consumido. 

Un joven de 24 años, fue muerto por una persona que supuestamente se negó a pagar la cuenta de lo consumido, en el centro de diversión de la provincia de Santiago. 

La fiesta había sido amenizada por el bachatero Raulín Rodríguez, a quien previamente la Policía lo había convidado a no seguir cantando porque era hora del toque de queda. 
El joven Jairo Antonio de Jesús Reyes, fue atacado a golpes y puñaladas, en el parqueo del centro de diversión conocido como “Glamur”, donde trabajaba, cuando discutía con unas personas que se negaron a pagar la cuenta. 

De Jesús Reyes murió cuando recibía atenciones médicas en un centro de salud. Por el hecho la Policía apresó a un hombre identificado como Dionisio Lazala Vázquez. 

 El portavoz de la Policía Nacional en Santiago, Antonio Calvo Pérez, explicó que la institución profundiza la investigación en torno al caso.