TITULARES

El “va viene” en 46 años de función es la primera vez que se “para”.



Por Marcelo Peralta

Puerto Plata, R.D.- A 46 años de construido por la empresa Italiana Cerretti-Tanfani que instaló el “va y viene” de Puerto Plata en el año 1975 y otorgó seis meses de pruebas jamás pensaron que turistas tendrían el susto inesperado.

El arquitecto Cristian Martínez presentó la idea de instalar un funicular para ascender a la cima de la loma.

El proyecto fue aprobado por el entonces presidente doctor Joaquín Balaguer, quien dio la orden para que comiencen los trabajos de construcción.

Lo llamativo de la belleza natural en la cima de la montaña es obra del  ingeniero dominicano Benjamín Paewonsky que diseñó y construyó el jardín botánico.

A casi 50 años de instalado en la cima de la montaña “Isabel de Torres”, “El Cristo Redentor”, la mayor atracción turístico, un grupo de vacacionistas nunca sospecharon pasarían el gran al quedar varados a mitad de camino, en el aire, con frío, hambre, familias esperando, aunque sí comunicados vía celular y sin saber el tiempo de regreso a casas.

Los trabajos para instalar el funicular comenzaron con la carretera El Cupey, en el mes de junio del año 1971 por donde se transportaban en vehículos pesados los equipos y maquinarias.



Otorgó al gobierno de Joaquín Balaguer un plazo de 6 meses de subiendo y viajando como pruebas.

Se convirtió en el atractivo turístico a Puerto Plata, el país, ser el único Teleférico del Caribe y visitado por turistas de todos los continentes.

En el arribo situado en la Loma Isabel de Torre están los nombres de los Reyes Católicos de España, Fernando e Isabel que son los símbolos de la Colonización de América.

La mayor atracción es la exótica belleza natural.

Unido al Parque con su verdor se conjuga con el mar, lo hace aún más bello, que desde el Teleférico se ve el majestuoso contraste.

Posee una fortaleza antiaérea ordenada su construcción por el presidente Rafael Trujillo Molina para proteger la ciudad de posibles incursiones extranjeras.

Las aspilleras dotadas de artillerías antiaéreas, la superficie donde hoy se erige la estatua del cristo, con una compuerta hexagonal hay un cañón capaz de contrarrestar ataques marítimos, aéreos, terrestre, la panorámica hace perfecta la vigilancia del litoral.

La obra fue mandada a construir por Trujillo Molina de manera estratégica,  la fortaleza estaba cubierta de hierbas, para, por su forma de cúpula, hacerla confundir con una colina.

Dadas las circunstancias del clima que impera en ese ambiente, el grado de nubosidad no permitía la visibilidad y la vigilancia constante

No hay comentarios

PUBLICA UN COMENTARIO
Sé amable, debemos tratarnos con respeto seas cordial con los demás.
No hagas bullying ni uses lenguaje ofensivo Asegúrate de que todos se sientan seguros. No se permiten los comentarios degradantes sobre raza, religión, cultura, orientación sexual, género o identidad.