TITULARES

Gobierno no contará con dinero para UASD de SDE; entregará los RD$1,200 millones a partidos políticos


Santo Domingo, RD.

El Gobierno informó esta tarde que se acogerá a la solicitud de la Junta Central Electoral de mantener sin recortes a la distribución de los fondos de los partidos políticos.

El ministro Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, dijo que ni el Gobierno ni el Partido Revolucionario Moderno (PRM) buscaban ninguna ganancia politica con la propuesta de recortar en un 50% el presupuesto de las organizaciones políticas para este año.

“Quiero que se entieneda, que el país pueda entender, los demás partidos puedan entender, la naturaleza de la posición del Gobierno y del Partido Revolucionario Moderno: no tenía la intención de buscar ninguna ganacia política sino la contribuir en un momento especial que vivía la República Dominicana”.

Aseguró que no esta en el ánimo del Gobierno contradecir a los demás partidos de la oposición ni a la Junta Central Electoral.

“Sin embargo no está en el ánimo del Gobierno ni contradecir ni entrar en un enfrentamiento con los demás partidos de la oposición y mucho menos con una Junta Central Electoral nueva que tiene inclusive la opinión en contraria al respecto”, dijo el ministro, quien también es presidente del PRM.

El ministro especificó que el presidente Luis Abinder propuso la reducción a los partidos tomando en cuenta la situación que se vive en el país debido a la pandemia del coronavirus para atender otras prioridades nacionales.

“El presidente de la República, asumiendo que vivíamos en una situación excepcional en medio de una pandemia, entendida y nosotros así desde el partido lo apoyamos que podíamos todos hacer algunos sacrificios con miras a atender prioridades nacionales que estaban ahí”, explicó Paliza.

No hay comentarios

PUBLICA UN COMENTARIO
Sé amable, debemos tratarnos con respeto seas cordial con los demás.
No hagas bullying ni uses lenguaje ofensivo Asegúrate de que todos se sientan seguros. No se permiten los comentarios degradantes sobre raza, religión, cultura, orientación sexual, género o identidad.