SANTO DOMINGO.- El presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano y arzobispo de la arquidiócesis de Santiago, monseñor, Freddy Bretón, pidió  este jueves como regalo de la virgen de La Altagracia al pueblo dominicano, que lo libre de la corrupción pública y privada.

 "Hay gente que los ponían en un lugar y lo que pensaban era en adueñarse de todo lo ajeno, por eso decimos que no se sabe cuál es la peor pandemia",exclamó el religioso.

Monseñor Bretón advirtió que la humanidad vive dos pandemias, una que es el coronavirus, y la otra la del egoísmo, la violencia y la corrupción.

El prelado criticó que en estos momentos se ponga de manifiesto la precariedad de la condición humana, la falta de solidaridad y caridad.

 "Esta imagen es propicia para nosotros en este momento tan difícil que vive la humanidad y el pueblo dominicano que no es la excepción, para que nos ayude a perseverar", apuntó Bretón.

Bretón tuvo como concelebrante a monseñor Valentín Reynoso, obispo emérito de la arquidiócesis de Santiago.

El arzobispo de Santiago dijo que además de la vacuna contra el Covid 19, se requiere de otra para el corazón, para los que no se compadecen de su prójimo.