SANTO DOMINGO.-De acuerdo con una fuente a la que tuvo acceso periodistas del noticiario  CDN , María Isabel Flores Encarnación desistió de la demanda contra el suspendido director del Instituto Agrario Dominicana (IAD), Leonardo Faña, a quien acusaba de  supuesto abuso sexual y acoso laboral.

Informaciones  dan cuenta de que Flores Encarnación envío un documento a la Fiscalía del Distrito Nacional donde asienta su desistimiento de la denuncia por distintas modalidades de violencia de género contra Faña, pero no explica los motivos que la llevaron a tomar la decisión.

El documento enviado por Flores Encarnación, a través de la notaria Francisca Margarita Céspedes, indica que en virtud de la demanda puesta el pasado 18 de enero "desiste de la denuncia presentada, por lo que desea cerrar toda acción penal, civil o de cualquier otra clase a favor del señor Leonardo Antonio Faña Batista".

Precisa el documento notarial  "el presente desistimiento lo realizo sin ningún tipo de presión externa o interna para mantener la paz no habiendo nada más que juzgar ni perseguir en ninguna fiscalía ni tribunal alguno, sea nacional o internacional o que proseguir, ni por la vía penal, ni civil, administrativa, ética o disciplinaria, por lo que el presente desistimiento representa la voluntad libérrima de la desistiente".

En el documento de desistimiento, Flores Encarnación conmina a los fiscales y tribunales a acogerse al "desistimiento voluntario".

La Unidad de Atención a Víctimas de Violencia del Distrito Nacional estaba apoderada de una denuncia por agresión sexual en contra de Leonardo Faña, de parte de la encargada financiera de la institución, María Isabel Flores Encarnación.

Según el documento, Faña citó a Flores Encarnación el 4 de enero a una reunión privada para la cinco de la tarde, pero que luego la cambió para las dos de la tarde, pero que finalmente quedó a las nueve de la mañana, para hablar de trabajo en las oficinas del IAD, pero que cuando se juntaron el funcionario la llevó a una cabaña del Kilómetro 12 de la Carretera Sánchez, por lo que ella amenazó con lanzarse del vehículo si penetraba al motel y que ante esa reacción sugirió que la reunión se realizada en un restaurante en el municipio de Bonao, a lo que ella accedió