SANTIAGO.- Los Gigantes del Cibao volvieron anoche a combinar el bateo oportuno y excelente picheo para colocar la serie final del béisbol invernal 2-0 a su favor al ganar  6-2 a las Águilas Cibaeñas, partido celebrado en el Estadio Cibao.

Paolo Espino lanzó seis entradas permitiendo dos carreras ambas en el primer episodio, ponchando cinco para llevarse la victoria, mientras que el abridor aguilucho Yunesky Maya lanzó 4.2 entradas permitiendo tres carreras y ponchando a 4, fue el derrotado.

El bateo de los Gigante del Cibao combinó tres jugadores con al menos dos imparables. Ronald Guzmán se fue de de 4-2 con un doble, dos impulsadas y una anotada; Richard Ureña también 4-2 con un doble y dos remolcadas; Moisés Sierra de 4-2 con una anotada; Jose Sirí de 4-1 con triple y dos anotadas; Carlos Peguero y Kelvin Gutiérrez un doble cada uno.

Por las Águilas, Juan Lagares de 4-2 con una anotada y una impulsada; Francisco Peña de 3-2; Rangel Ravelo un imparable y una remolcada; Jonathan Villar de 4-1 con triple y anotada (a la defensiva cometió dos errores); Robel García y Luis Suarez un imparable cada uno, este último en calidad de refuerzo y quien debutó en este juego