TITULARES

El demonio anda suelto: Hijo mata madre, porque le pidió que se pusiera a trabajar

Ciudad de Nueva York:-Los familiares de Musa Cámara, el joven de 22 años acusado de matar de un balazo en la cabeza a su madre, pidieron que se le aplique todo el peso de la ley. 

 Cámara es sospechoso del asesinato de Fatoumata Danson, de 39, reportado este martes en el apartamento que ambos compartían en Lehman Village Houses, en East Harlem, Manhattan. 

El Departamento de Policía de la ciudad (NYPD) dijo que Cámara fue arrestado solo a medio bloque de la escena criminal con el arma homicida en su poder, poco después de las 9:00 de la noche, dijo eldiariony.com

 El reporte de dicho medio indica que el presunto atacante le disparó a un desconocido mientras abandonaba la escena, pero las balas solo alcanzaron un apartamento. 

 Los oficiales detuvieron a Camara por Madison Avenue entre las calles East 108th y 109th. Mientras se encontraba en la estación policial, el muchacho se quitó la ropa dentro de la celda por razones que se desconocen. 

Furioso porque su madre le pidió que se pusiera a trabajar Parientes del joven, originarios de Gambia y Sierra Leona en África, indicaron que el arrestado la habría emprendido contra su madre luego de que una conversación en la que ésta le pidió que se buscara un trabajo. 

 Yaku Basangari, hermano de la víctima, dijo a la cadena NBC que quiere que su sobrino se pudra en la cárcel por el resto de su vida. 

 A preguntas de por qué Camara habría matado a su propia madre, Basangari declaró: “Porque es un vago bastardo (…)y mi hermana le dijo que se buscara un trabajo, lo sacó de la casa (…) y esa fue su reacción”. 

 Danson era madre de ocho hijos. 
La familia se había mudado a Nueva York a mediados de los 90 en busca de una mejor vida. “Ella siempre sonreía y se reía”, describió Bansangari a su hermana. 

Camara, que fue trasladado al hospital para una evaluación psiquiátrica, enfrenta cargos de asesinato.

No hay comentarios

PUBLICA UN COMENTARIO
Sé amable, debemos tratarnos con respeto seas cordial con los demás.
No hagas bullying ni uses lenguaje ofensivo Asegúrate de que todos se sientan seguros. No se permiten los comentarios degradantes sobre raza, religión, cultura, orientación sexual, género o identidad.