TITULARES

Abel Martínez exige a MP y DNCD aclaración sobre allanamiento en una de sus propiedades


El alcalde de Santiago, Abel Martínez, tronó este viernes contra la Dirección General de Control de Drogas (DNCD) y el Ministerio Público (MP), por el allanamiento realizado esta mañana por esas entidades a una de sus propiedades en el sector El Paraíso.

Martínez exigió a ambas entidades aclarar en lo inmediato lo sucedido en el allanamiento que se realizó para dar con el paradero de Carlos Edelmiro Rossó Peña y Amílcar Rafael Soto Calendario. El edil municipal calificó como un «abuso» el operativo realizado por la DNCD y el MP.

"Un error sin límites que se constituye en un abuso. Yo prefiero pensar que esto es un error. La Dirección Nacional de Control de Drogas y el Ministerio Público van de confusión en confusión, nosotros exigimos que esto se aclare cuanto antes", indicó Martínez durante una rueda de prensa.

El alcalde cibaeño dijo desconocer quienes son las personas que están siendo perseguidas por las autoridades.

"Quiero aclarar que ese allanamiento era dirigido a dos personas que no conocemos, en mi vida he escuchado a esas personas, pero malintencionado por error o confusión, penetraron a una casa de campaña que tenemos hace más de 15 años, no obstante la orden de allanamiento tiene otro número de casa y número de calle", recalcó Martínez.

Desde el entorno del expresidente de la Cámara de Diputados pidieron, además, una disculpa pública por parte de las autoridades por lo que calificaron de «atropello» en contra del funcionario.

La Fiscalía de Santiago informó que el allanamiento realizado a una vivienda alquilada por Abel Martínez, no es en contra del alcalde y en cambio, era en busca de los nombrados Amílcar Rafael Soto Candelario y Carlos Edelmiro Rossó Peña, quienes en el pasado fueron vinculados a hechos delictivos, por lo que fueron separados de la hoy Armada de la República

--

No hay comentarios

PUBLICA UN COMENTARIO
Sé amable, debemos tratarnos con respeto seas cordial con los demás.
No hagas bullying ni uses lenguaje ofensivo Asegúrate de que todos se sientan seguros. No se permiten los comentarios degradantes sobre raza, religión, cultura, orientación sexual, género o identidad.