https://picasion.com/

Mientras el ministro de Educación se muestra optimista, la incertidumbre reina en la población por incierto desarrollo del escolar año

 

República Dominicana.- Este lunes dos de noviembre, día de los fieles difuntos inicia el año escolar 2020-2021, con un sin número de retos por delante y ya hay sectores que le están rezando su réquiem. Las nuevas autoridades de Educación tienen en las manos una “papa caliente”. La incertidumbre reina en la población, ante el inicio de un año lectivo, que al principio sería virtual (por internet), pero que luego las autoridades dijeron que será a distancia, ó sea por televisión y radio.

La ambiciosa propuesta de suplir a cada uno de los más de dos millones de estudiantes de una tableta o una laptop, parece que no fue posible, en vista de que ahora el ministro de Educación, Roberto Fulcar, se echó para atrás, y dice que el año escolar será sólo a distancia.

Esto significa, que habrá un canal de televisión para cada curso, pero y si en un hogar hay cuatro estudiantes en diferentes niveles, habrá que buscar cuatro televisores?, o cuatro raditos de pilas, de esos que usaban los billeteros?

Sin embargo, las autoridades educativas no han tomado en cuenta el precario suministro de electricidad en gran parte de República Dominicana, donde los apagones son los que reinan.

“Necesitamos que le entreguen los equipos a los muchachos, los estudiantes pobres no van a tener buenos resultados, si no hacen las cosas con tiempo y si no arreglan el servicio de la luz, si no hay luz, no hay internet”, manifestó Juan Ortiz, padre de dos estudiantes de tercero y sexto de la primaria.

Las nuevas autoridades del ministerio de Educación enfrentan un gran desafío, pues la pandemia del coronavirus ha obligado a adoptar estrategias no tradicionales, como el uso de equipos tecnológicos, la radio, la televisión, y medios de información impresos para impartir docencia a los más de 2 millones de estudiantes matriculados en República Dominicana.

“A los maestros, estudiantes y padres, que nos levantemos el lunes temprano, con espíritu patriotico, espíritu de compromiso optimistas, con Fé, con buen ánimo, que vamos a salir bien de esto. Que no compren las ideas de quienes siembran desesperanzas” dijo Fulcar.

Obviando las dificultades, Fulcar no deja de lado su optimismo y sigue apostando al éxito.

“Nosotros lo apostamos todo, el covid no va a impedir que República Dominicana de un paso gigantesco en materia de educación”, puntualizó el ministro.

 

Pero detrás de un año escolar a distancia, y, o, virtual, hay implicaciones que los padres deben resolver para que sus hijos puedan obtener resultados positivos al finalizar el año escolar, Roberto Fulcar asegura que hará todo lo posible para que la nueva modalidad afecte lo menos posible el bolsillo de las familias, especialmente a las que tienen niños en edades no aptas para recibir docencia en el hogar a través de la radio, la televisión y el internet.

Y como reza un refrán… Una cosa, compensa la otra, el titular de Educación aseguró que las familias tendrán las raciones alimentarias que los estudiantes recibían en las aulas, en tiempos que el covid no era el protagonista del desarrollo de la docencia, con la diferencia de que ahora serán alimentos crudos, los cuales harán llegar a los diversos centros educativos, desde donde se distribuirán a las casas de los colegiados que figuran en los registros estudiantiles de cada plantel escolar.

SOYDEMAO.COM - NOTICIAS

    DEJA UN COMENTARIO
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies más lnformación