SANTO DOMINGO.-La joven  Yokasty Altagracia Campos,  quemada por dos delincuentes al pegar fuego a una estafeta donde laboraba como banquera, murió tras varios hospitalizada.

Campos de 30 años de edad y madre de un niño falleció tras permanecer varios días ingresada en un centro de salud.

La dama residía junto a su esposo Jorely Rafael Plascencia en la comunidad Las Palmas de Monte Adentro en Santiago.

Por el caso fue apresado y sometido Wilber Joel Cruz Espinal, de 22 años de edad quien al ser depurado en los archivos centrales de la policía figura con tres registros, ya que había sido sometido a la justicia en varias ocasiones por asalto.

Cruz Espinal y otro individuo se presentaron a bordo de una motocicleta e intentaron la acción delictiva.Al no poder materializar el atraco, tras la dama encerrarse en el interior de la banca de lotería, entonces regresaron a pie y le prendieron fuego al pequeño espacio.