NUEVA YORK.- Un juez de la Corte Suprema Estatal en El Bronx, negó este miércoles la libertad humanitaria  al pastor dominicano Víctor Mateo, de 63 años de edad y en riesgo de contagiarse con el coronavirus en la cárcel de Rikers Island en Queens, donde permanece recluido.
Según la acusación el religioso interceptó a su esposa Noelia Mateo en octubre de 2019, chocándola con su vehículo y cuando ella cayó la arrastró a la calle y frente a los nietos y numerosos vecinos, luego la asesinó a machetazos, en uno de los crímenes más brutales de violencia doméstica registrados  en Nueva York el pasado 2019 .
El pastor, quiera el líder de la iglesia Redeemer Church, huyó a Pensilvania, escondiéndose donde familiares, y allí fue capturado por oficiales del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos (US Marshalls).
Mateo, formaba parte de un grupo de 18 presos de la prisión de Rikers Island, de los cuales, el juez Martin Marcos solo liberó a tres.
El hijo de Mateo, Kennet Grand, abrió una campaña en su cuenta Instagram @ken_grand, denominada @Bronxdefenders, criticando la decisión del magistrado de no soltar a su padre, añadiendo que en medio del pánico que vive la familia por la propagación de la pandemia, el juez Marcos, le negó la libertad a su papá.
También dijo que no fue informado sobre la moción sometida a la corte para pedir la libertad del pastor que de ser hallado culpable enfrenta cadena perpetua.
La familia de la víctima que era de rigen boricua, dijeron que el pastor llevaba años abusándola y maltratándola, hasta asesinarla, por lo que ella decidió romper la relación.
A principios de esta semana, los defensores públicos celebraron una audiencia de siete horas a través de Skype ante el juez para pedirle la liberación de los 18 reclusos vulnerables al COVID-19.