Washington(EFE).-El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró este viernes emergencia nacional debido al coronavirus, una medida que permitirá desbloquear hasta 50.000 millones de dólares en fondos federales para ayudar a los estados y localidades de EE.UU. a combatir la enfermedad.
"Para dar rienda suelta al poder del Gobierno federal, hoy declaro una emergencia nacional", dijo Trump durante una rueda de prensa en la rosaleda de la Casa Blanca.
Esa medida facilitará el "acceso a hasta 50.000 millones de dólares" en fondos federales a los estados y localidades afectados por el coronavirus, explicó el mandatario.
Trump también anunció una alianza con el sector privado para aumentar la disponibilidad de las pruebas médicas para detectar el coronavirus, cuya escasez en todo el país ha sido una de las mayores fuentes de críticas a la respuesta de la Casa Blanca.
El presidente calculó que Estados Unidos tendrá "1,4 millones de tests disponibles la semana que viene y 5 millones en el plazo de un mes", aunque dudó de que tantas pruebas puedan ser "necesarias".
Anunció que Google "está ayudando a desarrollar una página web" oficial en la que los estadounidenses "podrán tomar la decisión de si deben hacerse un test", y si se da la circunstancia, dirigirles hacia el "lugar adecuado" para hacérselo.
También aseguró que está trabajando para "que haya pruebas que se pueden hacer desde el automóvil disponibles en lugares con un impacto crítico" del coronavirus, una medida que ya se ha implementado en Corea del Sur.