https://picasion.com/

El coronavirus pone al mundo de rodillas


Solo hay que oír los noticiarios del momento, u hojear las páginas de la prensa escrita, para percatarse de esa lastimosa realidad, que tiene casi todo paralizado en el ámbito mundial.
Ya la Organización Mundial de la Salud (OSM), según las diversas fuentes de noticias existentes, ha catalogado el citado coronavirus, como una gran pandemia, que habrá de azotar en lo adelante a muchos países, sin distingo alguno, cabría agregar.
Aunque en algunas naciones se esté disimulando, y tratando con paños tibios el asunto, para evitar crear el pánico, y por otras circunstancias internas prevalecientes, no se pude negar que el gran problema está planteado.

“Para muestra basta un botón”, según reza un dicho popular: Presidente EE.UU declara emergencia nacional por pandemia coronavirus. (periódico digital: almomento.net, del 13-3-20). Y, como es bien sabido, no es solamente este el único que lo ha hecho, pues también de habla de España (parcial), Italia, Argentina, Panamá, Colombia, y China. Este último, por donde se dice arrancó el problema.


Entre las preguntas que asaltan en torno  a dicho virus están: ¿cómo, y dónde se produjo en realidad?; ¿por qué está atacando, con principalía, en los países más representativos del capitalismo internacional, los hegemónicos, que gravitan sobre las sociedades pequeñas, subyugándoles normalmente? ¡Innegable eso!
Pero, además, inquieta saber, si tiene este, alguna relación con las llamadas profecías bíblicas, respecto de los tiempos finales de la denominada “Era Cristiana”, las cuales se anunciaran hace ya bastantes siglos, y que por tantos seres humanos son conocidas. Esto, claro está, por lo que se puede asociar con aquellas, la considerada peste presente.
Evidentemente, se puede ser creyente o no, en las cosas divinas; agnóstico de cualquier tipo que sea, ateo, o como se le quiera llamar. También, creer o no, en la existencia de un Ser superior al hombre, que rija los destinos de la humanidad. ¡Pero, nada de eso impide reflexionar, sobre el particular de que aquí se trata!
Lo que sí es muy cierto es que, los eventos llamativos que desde algún tiempo vienen escenificándose sobre el planeta Tierra, bien se pueden asociar con los señalamientos precisos que aparecen en tales profecías, leíbles en varias partes del citado Sagrado Libro, que muy difícil no se tenga en algún hogar.
Ahora, cuando se medita sosegadamente sobre dichos fenómenos a nivel mundial, por lo inexplicable que hasta cierto punto resultan en el marco de la mente humana, la conclusión casi obligada tiene ser asociarles con las predicciones de referencia.
Se destacan entre esos: terremotos, temblores de tierra, y otros fenómenos naturales; hambrunas, anuncios de guerras entre naciones, pestilencias, etc., que se habrían de producir, lo cual es innegable están   presentes desde hace mucho tiempo en todo el mundo, con efectos dañosos bien marcados para la especie humana.
Según se puede leer en la Sagrada Biblia, Mateo 24-
7: Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares”. ¿Desde cuándo vienen ocurriendo esas cosas? ¡Innegable, verdad!
Entonces, esa temática debe ser “craneada”, tomando muy en consideración el coronavirus presente, sobre el que tan amplio despliegue informativo ha habido, por el desplazamiento de sus efectos, considerados ya casi catastróficos en todos los órdenes, y que han hecho cundir el pánico en gran parte de la geografía mundial.
Creemos, qué muy pocos virus han preocupado tanto a los humanos, sino es que ninguno de los anteriores, en términos de eventuales efectos lesivos para la salud de la gente, y el derrumbe notorio de las actividades económicas generalizadas, entre otros.
Como se observa ya, tanto los inversionistas en las diferentes bolsas de valores mundiales, como los jeques petroleros, y demás multimillonarios connotados, están “pegando el grito al cielo” hoy, tal se dice, por las pérdidas acumuladas hasta el momento, y las que puedan venir en lo adelante.
¡Bueno! Sólo resta esperar, para ver cuál será el desenlace ultimo.

Autor: Rolando Fernández
Fuente: [ + ]
SI TE GUSTA NUESTRO TRABAJO DI PRESENTE CON UN "ME GUSTA" .


-

SOYDEMAO.COM - NOTICIAS

    DEJA UN COMENTARIO
Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies más lnformación