El piloto del helicóptero que transportaba a Kobe Bryant, su hija y otros 6 pasajeros tuvieron grandes problemas con la niebla: parecieron abortar el viaje e intentaron regresar a casa, apenas despejando una cadena montañosa, pero nunca disminuyeron la velocidad, esto según el rastreador de vuelo y varios pilotos de helicópteros experimentados en el área de Los Ángeles.