La segunda parte de la película “Triple Empate” tendrá como protagonistas, a partir de las 7:15 de esta noche, a las Águilas Cibaeñas y los Tigres del Licey que se debatirán en el terreno del estadio Quisqueya Juan Marichal para definir el segundo invitado a la serie final del torneo de béisbol otoño-invernal 2019-2020.
El jueves por la noche la primera parte del film se saldó con el triunfo aguilucho con pizarra de 9-5 sobre los Leones del Escogido en el primero de dos partidos de desempate que darán como resultado el rival de los Toros del Este en el tramo definitivo.
Águilas y Licey, los equipos más ganadores en la historia de la justa, se enfrascarán en un nuevo episodio de su larga rivalidad que se inició en la década de 1970 cuando se dividieron los 10 campeonatos que fueron disputados.
Para la ocasión, el equipo azul contará con los servicios del pitcher abridor mexicano David Reyes, mientras que el representativo de Santiago de los Caballeros confiará en los envíos de Marcos Diplán.
Reyes (0-0, 4.50) es la carta de triunfo del manager Luis Urueta. Hará su primera apertura de la temporada. Ha lanzado dos innings como relevo en el Todos Contra Todos en los cuales ha cedido dos hits, una carrera limpia con un ponche.
Ya estuvo el año pasado con los Tigres en el Round Robin y con las Estrellas Orientales en la serie final. Debutó en la liga con las Águilas en la semifinal del 2013-2014.
Diplán (0-0, 1.42) será el iniciador por la tropa aguilucha en una labor de “Opener” (pitcher relevista que abre el partido) tal como lo ha hecho en tres de sus cinco presentaciones en el Round Robin.
Durante 12.2 entradas le han conectado ocho hits, le han marcado dos vueltas merecidas con ocho bases por bolas y 19 ponchados. En la serie regular se enfrentó tres veces a los Tigres. Lanzó 3 entradas, de tres imparables, un boleto y un ponche. No tuvo decisiones y su porcentaje de efectividad fue de 0.00.
Las Águilas llegan al partido con el impulso de su triunfo sobre el Escogido, el sexto en sus últimas 10 presentaciones. El Licey ha caído en ocho de los pasados diez partidos, pero cuenta con un día de descanso y la ventaja de la casa.
Antecedente
El 19 de enero de 2012, las Águilas se impusieron 5-4 a los Tigres en un partido de desempate que tuvo como escenario el estadio Cibao de Santiago y que decidió quién acompañó a los Leones del Escogido en la serie final.
Los aguiluchos sobrevivieron a dos jonrones y tres empujadas de Ronny Paulino y aprovecharon tres errores de la defensa del Licey para marcar tres carreras inmerecidas que a la postre resultaron decisivas.
Manauris Báez fue el lanzador ganador, mientras que Freddy Dolsi, el segundo de nueve pitchers de los Tigres cargó con el revés. Miguel Batista tiró la novena entrada con dos ponches para lograr el salvamento. Fue el quinto de cinco lanzadores de las Águilas.
Elián Herrera (tres anotadas), Héctor Luna (anotada y remolcada) y Yoenis Céspedes (doble) dieron dos hits cada uno por los ganadores.