REPÚBLICA DOMINICANA.-Dos niños de cuatro y seis años quedaron en orfandad tras el asesinato de la madre y posterior suicidio de su padre, ocurrido en la provincia Hato Mayor
Esta tragedia se suma a la lista de los feminicidios ocurridos en el país durante este año que, según la Procuraduría General de la República (PGR), desde enero hasta noviembre se registraba un total de 62 casos reportados.
Leidi Ozuna, de 23 años de edad, fue asesinada por Joselo Ramirez, de 46 años, quien le causó heridas con un arma blanca y luego se provocó la muerte al ahorcarse.
Según estadística manejada por la PGR, en este año se registra la tasa más baja de feminicidios ocurridos en los últimos 14 años.
Por otra parte, las informaciones suministradas por esta entidad, indica que estos acontecimientos han dejado alrededor de 30 hijos en la orfandad, en distintas partes de la geografía nacional.
Las edades de las victimas que han muerto por sus conyugues o exparejas oscilan entre los 16 años y 57 años.