Un contingente de agentes de la Policía y la Dirección Nacional de Control de Drogas impidieron la noche de este viernes la realización de la denominada “Lucifer: Fiesta del Infierno” que sería celebrada en los terrenos del antiguo aeropuerto de Herrera, en esta capital.
Poco después de las ocho de la noche los uniformados se presentaron a la puerta de entrada al recinto donde sería realizado el evento e iniciaron un operativo.
Un oficial informó que en el área fueron sorprendidos por lo menos dos personas vendiendo drogas a los jóvenes presentes.
La “Fiesta del Infiermo” estaba supuesta a comenzar la noche de este viernes y concluir el sábado a las seis de la madrugada. Durante la misma serían presentados distintos grupos de música urbana.
La misma, desde que fue anunciada, fue objetada por grupos religiosos que señalaron que se trataba de una actividad satánica. Los organizadores desmintieron de inmediato esta versión y alegaron que dicho nombre  le fue colocado por razones mercadológicas.