SANTO DOMINGO.- ¨Varios sacerdotes católicos aprovecharon este martes el Día de la Virgen de las Mercedes para hacer fuertes críticas al “derroche de dinero en la campaña electoral”, a la inseguridad ciudadana, la impunidad, la violencia y la falta de una buena administración de justicia en la República Dominicana.
El pronunciamiento más enérgico fue hecho en la Zona colonial de Santo Domingo por el párroco del templo Las Mercedes, Fray Máximo Rodríguez, ante docenas de feligreses.  “Estamos viviendo los dominicanos una situación de yugo, de esclavitud, de imposición; de hacernos creer que  somos títeres y que un grupito es dueño de este país. Basta ya, basta ya de vivir como esclavos, como subyugados, como que somos conejillos de indias; hay que levantarse!!”, dijo.
Criticó que en la República Dominicana haya personas que sin tener conocimientos y sin trabajar las “ ponen a ocupar cargos políticos que son botellas” mientras “hay otros tantos preparados con títulos y una buena capacidad y se les ignora».
Consideran país está ¨a la deriva
«Este país anda a la deriva”, proclamó Rodríguez para exigir a seguidas que “no se gaste tanto dinero en campaña política” en momentos en que hay “tantas necesidades”.
Destacó que en el país se está derrochando el dinero de pueblo y advirtió que “esto es pecado”.
A los feligreses aconsejó que a la hora de depositar su voto, escuchen a su conciencia y no vendan al país por prebendas.
En cuanto a la justicia, dijo que no desempeña su rol y consideró lamentable que los delincuentes sigan en las calles cometiendo fechorías, cuando “deben estar en la cárcel”.
Pronunciamiento en Santo Cerro
Entretanto, en Santo Cerro, La Vega, monseñor Héctor Rafael Rodríguez,  dijo que “muchas veces pensamos solamente en las cadenas materiales y hacemos bien”, pero sin embargo “deberíamos debemos preocuparnos más por todas esas situaciones espirituales, sociales, morales, culturales que nos esclavizan y que están enquistadas en nuestras vidas, en nuestra sociedad, como si fueran cosas buenas y que necesitan del auxilio de la Virgen”.
Recordó que la imagen de las cadenas rotas en manos de la Virgen de las Mercedes simboliza “su acción liberadora en sus hijos esclavizados por el pecado, sin importar la categoría del pecado, el odio, el rencor, la insensibilidad, el sufrimiento, la envidia, la maldad, la corrupción”.